4 pautas ABC que no deben pasar desapercib...

Evolución técnica del Nasdaq 100...

Situación técnica Ibex 35...

Evolución de la figura de ensanchamiento ...

El S&P 500 y el Nasdaq 100 presentan...

¿Qué es el chartismo? (VII) Cuñas. Formaciones de continuidad de tendencia o de vuelta.

Las cuñas son figuras muy parecidas a los triángulos tanto por su forma como por el tiempo que necesitan para crearse. Las cuñas también indican cambios de tendencia, pero sus apariciones son más frecuentes en las tendencias secundarias, por lo que a veces se las considera figuras de continuación de tendencia primaria. Se trata de dos líneas de misma dirección (ascendentes o descendentes) que convergen en un punto denominado vértice. Cuando hablamos de gráficos diarios, la formación de esta figura suele tardar entre uno y tres meses en desarrollarse, lo que la coloca en una categoría intermedia. Suelen ir acompañadas de un descenso en el volumen durante su formación, pero una vez se ha completado la figura el volumen suele aumentar.

La característica más importante que las distingue de los triángulos es su inclinación, que puede ser hacia arriba o hacia abajo. Como norma general suelen inclinarse en dirección contraria a la tendencia que la prevalece. La denominación de alcista o bajista que se le da a una cuña, no se corresponde con la tendencia posterior de la curva de cotizaciones, sino con la forma de la figura, es decir si el vértice de la cuña se orienta hacia arriba es alcista, y si el vértice se orienta hacia abajo, la cuña es bajista.

En la cuña los precios recorren, la mayoría de las veces, como mínimo dos tercios de la figura antes de producirse su desenlace. Muchas veces llegan incluso hasta el vértice de la cuña para finalizar su formación.

Lo podemos ver con más detenimiento en los siguientes ejemplos.

1

Figura 1.a. Ejemplo de cuña alcista con implicaciones bajistas.

Una cuña ascendente indica una debilidad técnica progresiva del mercado. Cualquier subida de los precios que se produzca, sea cual sea su forma, provoca una debilidad en el mercado. Esto se entiende así porque los compradores son, o deberán ser, más reacios a pagar precios cada vez mayores. En definitiva, cualquier elevación de la oferta trae consigo una disminución de la demanda.

En el siguiente grafico diario, tenemos un ejemplo de Banco Espirito Santo con una cuña ascendente con implicaciones bajistas, donde podemos observar perfectamente la formación de la cuña y como después se produce el movimiento de caída de los precios para retomar su tendencia principal.

2

 

 

Figura 1.b. Cuña alcista con implicaciones bajistas en gráfico diario de Banco Espirito Santo.

Normalmente suele señalar que la cotización seguirá en la misma dirección marcada antes de la formación (dirección contraria a la inclinación tomada mientras se forma). Suelen ser patrones de continuidad de tendencia, es decir las cuñas ascendentes son una señal de tendencia bajista, mientras que las cuñas descendentes lo son de una tendencia alcista. Pero aunque es la regla general, encontraremos excepciones sobre todo en techos o suelos de mercados, donde nos marcaría un cambio de tendencia.

3

 

Figura 2.a. Ejemplo de una cuña bajista con implicaciones alcistas.

.

Una formación en cuña, nos da la posibilidad de establecer una medición del objetivo de precios que podemos alcanzar. Este objetivo se obtiene midiendo la amplitud de la cuña desde su inicio hasta la altura en que se encuentre el vértice. Después se prolonga desde la ruptura, y en su misma dirección, y se obtiene el objetivo mínimo que pueden alcanzar los precios.

La aparición de las cuñas nos marcan la formación de un proceso de corrección, el cual suele estar formado a su vez por la formación compleja de las ondas de elliot, siguiendo las pautas: a, b, c, d, e.

En el siguiente grafico del Ibex35 podemos observar la formación de una cuña a través de la formación compleja de las  ondas de elliot.

4

 

Aquí tenemos otro ejemplo del par de divisas USD/CAD, donde observamos otra cuña descendente con implicaciones alcistas.

5

 

Figura 2.c. Cuña descendente con implicaciones alcistas del par de divisas USD/CAD.
Finalmente, comentar que son figuras con escasa fiabilidad y es necesario esperar a que la curva de cotizaciones deje la cuña para actuar. En el momento en que se produzca la ruptura del equilibrio entre los compradores y los vendedores, el mercado marcara la nueva tendencia, que se debe aprovechar para comprar o para vender. Hay que seguir el movimiento hacia el lado de la ruptura una vez que esta se haya producido, pues intentar adelantarse es arriesgado.

En el siguiente capítulo os explicaremos una nueva figura de continuación de tendencia y pondremos diferentes ejemplos para diferenciar los distintos escenarios, poca a poco nos introduciremos en el apasionante mundo del estudio del chart.
 

Your Social Investment Network

Categoría: Cuña

Deja un comentario


Logo FinancialRed
Logo FinancialRed