Publicidad

FADESA, UNA SUSPENSIÓN DE PAGOS Y UNA ESTAFA BURSÁTIL

Fadesa protagoniza horas antes de su suspensión de pagos una de las estafas bursátiles más claras de los últimos años.

Fadesa es el precio paranormal por excelencia. Quien con esto se imagine que quizás desde Fadesa se puedan divisar luces extrañas en el cielo o que podemos verlo cruzar de noche nuestro pasillo bajo una sábana blanca se equivoca. Nada que ver con los OVNIs ni con los espíritus. Fadesa es un precio ocupado por videntes.

El 27 de Septiembre de 2.006 era la víspera del día en que Martinsa lanzaría su Opa de fusión por Fadesa. Quien comprara durante esa sesión, al día siguiente podría obtener hasta un 30% de beneficio, lo cual lógicamente todavía nadie sabía. Sin embargo, y de forma sorpresiva, nada más abrir su cotización Fadesa inicia un paranormal movimiento alcista que se prolongó durante toda la sesión cerrando con una subida superior al 10%. Rentabilidad que no se había alcanzado durante ninguna otra sesión desde la inmobiliaria cotizaba en Bolsa (ver gráfico).

Tal presión compradora hizo pensar que, o bien Fadesa era un precio ocupado por videntes capaces de leer en sus cartas un beneficio tan importante en tan poco tiempo, o bien que los accionistas mayoritarios conocedores de la noticia, habían avisado a amigos y conocidos para que corrieran a aprovechar la magnífica oportunidad de compra que se estaba produciendo en el precio un día antes de la Opa.

A los malpensados, que vieron más lógica la segunda opción, les cayó un mal de ojo. 500 días de olvido por parte de la CNMV.

Tal es así la situación que cuando ya pensábamos que los fenómenos paranormales habían cesado en Fadesa, justo horas antes de publicarse su suspensión de pagos y cuando todavía nadie la conocía, sorpresivamente de nuevo se produce una fuerte presión vendedora que consigue hacer descender el precio ni más ni menos que un 52% del tirón (ver gráfico).

Lógicamente, quienes vendieron durante esas horas llegaron a salvar hasta un 50% de su capital, provocando un movimiento que tampoco se había producido con anterioridad en el valor.

Esta vez no hay duda. Los videntes existen. Y están en Fadesa.

Comentar este tema en el Foro

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>