Publicidad

El Gran Golpe del Petróleo

Cuando en Marzo del año 2003 se confirma que estallará la Guerra en Irak las perspectivas para los índices mundiales no pueden ser más bajistas.

Índice Ibex en Marzo de 2003

Tres años de caídas previas, auguran un descuelgue final que, con la guerra ya encima, enviará a los índices muy por debajo de las previsiones más pesimistas.

El único aspecto positivo viene de la mano del petróleo. Una vez que los barriles iraquíes inunden el mercado, afortunadamente el efecto de las Bolsas bajistas se verá suavizado por una fuerte caída del crudo. La situación del petróleo en ese momento es la siguiente:

Petróleo en Marzo de 2003

Sin embargo, pese al comienzo de la guerra y las incesantes noticias de desestabilización mundial, las bolsas que desde ese momento iban a ser mucho más bajistas, en realidad no lo son tanto:

Movimiento posterior del Ibex

En contra de lo que cabía esperar, de forma inmediata y durante los cinco años siguientes se producen incesantes subidas en todos los índices mundiales, entre los que el Ibex ni siquiera es de los que más se revalorizan. El Dax Xetra alemán llega a alcanzar el 277%.

Lógicamente, dichas subidas habrán estado acompañadas del abaratamiento del petróleo, alimentado a su vez por el esperado flujo de crudo Iraquí. Éste es el movimiento del petróleo durante ese periodo:

Movimiento posterior del petróleo

Ahí está la histórica correlación inversa entre petróleo y Bolsas. Las Bolsas suben cuando se abarata el petróleo, y con las subidas del petróleo las Bolsas caen. Una de las mayores mentiras de la economía mundial.

Pero la razón de que esto haya sucedido así finalmente, lejos de una consecuencia propia del mercado, es tan compleja como calculada. Una de las operaciones más increíblemente bien preparadas de la historia.

Desde el año 2.003 al 2.007, contra lo que habían vaticinado los expertos en economía, el precio del petróleo subió a la par que las bolsas mundiales. Esta paradoja llevó a la mayoría de operadores económicos a retrasar la compra de petróleo a la espera de un recorte lógico en el precio del crudo. Así mismo los especuladores de futuros, ante esta ilógica situación, a la hora de entrar en el crudo buscaron sistemáticamente el lado bajista (corto) a la espera de que todo volviera a la normalidad y el petróleo recortara como procedía en una Bolsa alcista.

Sin embargo, los grupos económicos que habían comprado petróleo durante los 20 años anteriores a la Guerra de Irak ya habían encontrado la estrategia perfecta para rentabilizar su inversión. Tras hacer subir el petróleo en contra de lo esperable durante estos cinco años, en 2.007 por fin ha llegado el momento de venderlo. Para conseguirlo serán necesarios dos ingredientes.

El primero convencer al mundo de que el crudo va a subir en lo sucesivo de forma mucho más rápida, para generar la necesidad inmediata de comprar. Y el segundo, aprovechar el entorno que todo el mundo necesita para creerse dicha subida: Una Bolsa bajista.

A partir de Diciembre de 2.007 las Bolsas preparan el escenario. Tras cinco años alcistas giran con fuerza a la baja haciendo pensar a los especuladores de materias primas que seguramente ha llegado el momento de adquirir el petróleo que no se ha comprado durante los últimos años.

Giro a la baja de las bolsas mundiales

Por su parte, el crudo acelera fuertemente su movimiento alcista cumpliendo las expectativas derivadas de una Bolsa bajista, hasta el punto de que los análisis que llegan al mercado comienzan a apuntar previsiones de 250 dólares en breve.

Aceleración al alza del petróleo

El resultado: una de las operaciones en materias primas más fabulosas de los últimos 30 años. Siete meses de pánico alcista en los que se consiguió cambiar en el mercado una ingente cantidad de crudo, no sólo en contratos de futuro, sino también al contado, en barriles contantes y sonantes. Una operación que todavía no ha finalizado y probablemente verá su segunda entrega en breve.

Y una operación que nos demuestra que las creencias bursátiles son tan falsas como peligrosas, y que en un mundo en el que el único motor es el beneficio puro y duro, derivado de la especulación pura y dura, la lógica de las razones es el peor de los enemigos.

Por si alguien ha llegado a pensar que estamos explicando esta operación a toro pasado, aquí dejo enlace al comentario del pasado 16 de julio en el foro de Días de Bolsa anticipando en máximos históricos la falsedad de las previsiones alcistas de 200 y 250 dólares y el inminente giro a la baja del petróleo (ver comentario).

Análisis actualizado del petróleo Análisis petróleo

Visita nuestro FORO PETROLEO

Publicidad

10 responses to “El Gran Golpe del Petróleo

  1. Gracias AIturralde, por contarnos aquello que todos intuímos, pero que solo unos pocos sabéis. un abrazo. Suerte

  2. Pingback: GRÁFICO PETRÓLEO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>