Publicidad

Cuarto y mitad de volatilidad

Una de las formas de especular en el mercado consiste en comprar volatilidad. Es muy sencillo. Si mediante nuestros análisis logramos detectar que un precio va a subir entramos compradores. Pero imaginemos que no tenemos ni idea de si un precio va a subir, ¿Se puede ganar dinero en el mercado si no sabemos hacia dónde se dirigirá un precio? En ocasiones sí, un modo es comprar volatilidad (o venderla).

Uno de los factores de los que depende el valor de las opciones (derivados bastante desconocidos por desgracia en nuestro país), es el nerviosismo de los precios (volatilidad). A mayor nerviosismo, se paga una mayor prima en el momento de comprar la opción. Y por el contrario, si esta volatilidad (nerviosismo) se reduce la prima también lo hace.

Ahora supongamos que manejando un indicador de volatilidad detectamos que es muy probable que ésta, tras un periodo de disminución, se gire al alza aumentando de forma violenta. El ejemplo lo está dando ahora mismo el Ibex. Tras reducirse drásticamente la volatilidad durante varias sesiones, ésta ha alcanzado un punto en el que históricamente tiende a girarse y aumentar. Acompaño gráfico con varios de los giros que ha realizado la volatilidad del Ibex al alcanzar el punto 1,4 de nuestro indicador (sirve cualquier otro indicador de volatilidad).

Sabemos que la volatilidad aumenta solamente si los precios se disparan, ya sea al alza o bien a la baja. Sea cual sea la dirección que tome el precio, éste debe desplazarse de forma más rápida que hasta ahora. Una de las formas de especular con esta situación es comprar opciones call (apostamos al alza) y a la vez comprar también opciones bajistas (put).

Se dirija hacia donde se dirija el Ibex finalmente, el aumento de la volatilidad es nuestro beneficio. Si el precio finalmente sube las opciones call (alcistas) se revalorizarán por haber acertado con la apuesta del precio y por aumento de la prima derivado del aumento de volatilidad. La pérdida que supondrá la depreciación de las otras opciones bajistas (puts) será mucho menor en proporción, dado que el aumento de volatilidad suaviza en parte la caída del precio de la opción por el incumplimiento de nuestra apuesta bajista inicial.

Nuestro beneficio será ese diferencial, que en ocasiones no es poca cosa. Mucha más gente de la que pensamos vive en el mundo de este tipo de especulación.

Ahora muy atentos porque estamos en el momento en que comprar volatilidad ofrece muchas probabilidades de salir ganadores. Acercando el gráfico de volatilidad en el Ibex comprobamos que justo entre hoy y mañana las probabilidades de que ésta se dispare son altísimas. Acercamos el gráfico de volatilidad para apreciar mejor que se encuentra justo en el punto de más probable giro al alza (flecha roja).

Y en consecuencia, quien especule no en volatilidad, sino en el precio directamente (en este caso el futuro del Ibex), debe seguir muy de cerca el mercado, porque tanto la ruptura violenta al alza como un giro violento a la baja pueden estar a la vuelta de la esquina.

Publicidad

2 responses to “Cuarto y mitad de volatilidad

  1. Bueno, siempre se dice que cuando sube la volatilidad la bolsa cae y viceversa, esto es algo que siempre se puede aplicar sin escepción, no ?

  2. Pingback: El más rentable

Leave a Reply to antonio Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>